Aún con el auge tecnológico y científico de pleno siglo 21, existe un gran número de personas que satanizan la planta de cannabis haciendo ver como si el tetrahidrocannabinol o THC es su único cannabinoide. Lo bueno de todo, es que también existe otro gran grupo que confían en las bondades de la planta gracias al CBD o Cannabidiol, otro de sus principales compuestos activos que, a diferencia del THC, no produce ningún efecto psicoactivo y es valorado por la ciencia debido a su potencial terapéutico. Incluso, elegir el hachís en línea, es posible dada la extendida comercialización de compuestos a base de CBD que cumplen con la normativa legal al contener un porcentaje de THC por debajo del 0,2%. Por si no lo sabes, el CBD es un cannabinoide de tipo vegetal llamado también fitocannabinoide y que son muy similares a los cannabinoides endógenos que se producen de forma natural en nuestro organismo; por tanto, se enganchan a la perfección con los receptores específicos del organismo que normalmente se acoplan a los endocannabinoides potenciando la respuesta sobre ciertos sistemas o funciones orgánicas.

¿Por qué el CBD es aceptado por nuestro cuerpo?

Al ser un fitocannabinoide, es reconocido como otra de las sustancias naturales de nuestro organismo, por lo tanto no es visto como un intruso. Es así como el CBD es absorbido de forma efectiva para influir sobre el equilibrio homeostático del cuerpo. Cabe destacar que todos los mamíferos poseen un sistema endocannabinoide responsable del equilibrio de las funciones metabólicas y funciona por sí solo gracias a los cannabinoides endógenos; en este caso, el CBD es un potenciador externo que influye sobre su desempeño sin producir alteraciones a nivel de la conciencia.

Además el CBD tiene diversos puntos fuertes que lo convierten en un excelente aliado natural:

  • Es un producto 100% natural
  • Goza de legalización por parte de los países europeos.
  • Se puede usar por tiempo prolongado sin temor a crear adicción.
  • Su consumo prolongado no genera síntomas de abstinencia.
  • Carece de acción psicoactiva.
  • El organismo lo reconoce como una sustancia natural.
  • No produce somnolencia.
  • Existe una amplia comercialización de productos a base del compuesto.

De igual forma, el CBD goza de un amplio repertorio de beneficios terapéuticos que han sido motivo de estudios por parte del gremio científico:

  • Efecto Analgésico: Al regular los receptores vaniloides TRPV y reducir la producción de prostaglandinas que intervienen en la sensación del dolor.
  • Efecto Antiinflamatorio: tiene lugar al inhibir y actuar como bloqueador de la enzima ciclooxigenasa.
  • Efecto Antibacteriano: Inhibe la acción de virus y bacterias.
  • Efecto Antioxidante: Evita la oxidación celular al combatir los radicales libres.
  • Efecto Ansiolítico: Actúa sobre el desempeño de la serotonina y de la dopamina.
  • Efecto Neuroprotector: Inhibe los procesos neurodegenerativos gracias a su efecto antioxidante.
  • Efecto Anticonvulsivante: Disminuye la aparición de ataques epilépticos y convulsiones.
  • Efecto Anti-náusea y antiemético: Es un antiemético natural que disminuye las náuseas.

¿Qué debes saber antes de usar CBD?

A pesar de que sus propiedades han sido documentadas por la ciencia, la garantía de sus beneficios está relacionados con una serie de condiciones que no se pueden pasar por alto.

1.- Presta atención al tipo de formato: De esto dependerá la rapidez de la absorción, así que debes establecer cuál es la mejor presentación según las necesidades que desees cubrir.

2.- Dosis: La dosis depende del nivel de tolerancia del organismo. Existen casos donde el CBD ha sido usado por tiempo prolongado y el organismo se ha acostumbrado a su mecanismo de acción, por lo tanto, las dosis bajas no surtirán gran efecto.

3.- Tus necesidades: Cada organismo es diferente, por lo tanto, tendrá respuestas diferentes según cada necesidad. En función al requerimiento se debe establecer una dosis personalizada para cada individuo.

Formas posibles de usar CBD

El auge de la comercialización de este compuesto ha generado una gran variedad de productos con diversas formas de aplicación; estas son las más comunes.

  • Aplicación tópica: Esta forma de uso se encuentra regulada en España y los productos se absorben a través de la piel, generando una acción o efecto localizado exclusivamente en la zona de aplicación. Se pueden encontrar productos con diversas concentraciones dependiendo de la necesidad, los más comunes son cremas, aceites, ungüentos o jabones. Su efecto dura unas 2-3 horas en promedio.
  • Aplicación sublingual: A pesar de ser la vía de absorción más rápida, no está regulado en España pero sí en Canadá, Estados Unidos y Suiza. Es la forma más usada para combatir el estrés, la ansiedad o el insomnio. Su efecto puede alcanzar unas 6-8 horas, siempre y cuando se use de forma continua y por períodos prolongados.
  • Aplicación oral: Puede incorporarse el compuesto a diversas bebidas o comidas; sin embargo es una de las absorciones más lentas.

 

A la hora de comprar cualquier producto de CBD lo mejor es que vayas de la mano de expertos como Justbob, el sitio web especializado que goza de credibilidad y prestigio garantizado.

Carlos Lucio, Biólogo

Carlos
Biólogo

La Ciencia nos desvelará los misterios de la planta del Cannabis.

El conocimiento nos hará libres.

Más acerca de mí