El Glaucoma es una afección ocular en la cual el nervio óptico se va dañando con el paso del tiempo, reduciendo la visión lateral. En ocasiones, esta afección termina ocasionando la ceguera. Una causa del daño del nervio óptico es una presión superior a la normal en el interior del ojo (presión intraocular “PIO”). Exceptuando la degeneración de la retina propia de la vejez, es la principal causa de ceguera, en los EEUU, representa el 10% de los casos en adultos.

Actualmente, la única manera de controlar  y prevenir la pérdida de la vista es bajar los niveles de la  PIO. Su oftalmólogo (médico especializado en los ojos) puede tratar el glaucoma con medicamentos, como por ejemplo gotas oculares de venta bajo receta, o con cirugía dependiendo del tipo de glaucoma y del grado de severidad.

Los medicamentos convencionales para atenuar los desarreglos visuales que provoca el glaucoma (principalmente beta-bloqueadores) vienen acompañados por indeseables efectos secundarios: pueden acelerar el ritmo cardiaco, provocar depresión,  agravar el asma  e incrementar el peligro de fallo cardiaco; los inhibidores de la anhidrasa carbónica pueden causar pérdida de apetito, náuseas, diarreas, dolor de cabeza, entumecimiento y hormigueo, depresión y fatiga.

Cannabis como tratamiento para el Glaucoma

El descubrimiento de que la marihuana reduce la presión intraocular tuvo lugar accidentalmente durante un experimento en la Universidad de California. Los sujetos del experimento eran totalmente voluntarios que fumaban marihuana cultivada por el gobierno. Posteriores experimentos indicaron unos efectos similares en pacientes con glaucoma.

La marihuana redujo la presión intraocular por un promedio de 4 o 5 horas, (sin muestras de ningún efecto deletéreo…sobre la función visual o la estructura ocular). Bajo su influencia, las pupilas responden normalmente a la luz; la agudeza visual, la refracción, el campo visual periférico, la visión binocular y la visión de color no se veían afectados.

Los investigadores concluyeron que la marihuana puede ser más útil que las medicaciones convencionales y probablemente actúa por un mecanismo diferente. Esta conclusión ha sido confirmada por experimentos adicionales con seres humanos y estudios sobre animales.

Según parece, el glaucoma, si es detectado a tiempo, puede tratar de solucionarse con una operación quirúrgica, pero en su estado avanzado esta intervención puede agravar fácilmente la visión de la persona.

El uso de la marihuana para combatir la ceguera progresiva del glaucoma fue el primer efecto reconocido legalmente en los Estados Unidos, como necesidad médica y respaldada por los tribunales de justicia.

El efecto sobre la presión intraocular se produce cuando se fuma marihuana o se toma oralmente THC. Varios estudios sobre animales han establecido que el cannabis es también activo cuando se aplica tópicamente (es decir, como gotas para los ojos).

Elvy Musikka enferma de glaucoma, 72 años.
usos del cannabis en glaucoma

Elvy Musikka, enferma de glaucoma, 72 años (Oregon,USA).

Esto es importante porque la aplicación tópica tiene pocos efectos psicológicos, así como el contradictorio efecto de un posible incremento de la presión si la hierba se fuma mezclada con tabaco. Lamentablemente, las preparaciones de cannabis para aplicaciones tópicas en seres humanos no han sido desarrolladas todavía de manera suficiente.

La idea de que la marihuana puede ser útil para tratar el glaucoma se remonta a la década de 1970. Los estudios realizados en ese entonces demostraron que fumar marihuana disminuía la PIO en pacientes con este enfermedad. Como resultado de esta investigación, se llevaron a cabo más estudios para evaluar si la marihuana o su ingrediente activo, un compuesto conocido como THC, podía utilizarse para mantener bajos los niveles de la PIO.

Esta investigación fue respaldada por el Instituto Nacional del Ojo, una división de los Institutos Nacionales de la Salud. La investigación reveló que cuando se fuma marihuana o cuando se toma su ingrediente activo, ya sea en forma de píldora o mediante una inyección, en efecto baja el nivel de la PIO. Sin embargo, ésta sólo disminuye por un breve período de tiempo, alrededor de tres o cuatro horas.

 Debido a que el glaucoma necesita estar controlado las 24 horas del día, el paciente tendría que fumar marihuana de seis a ocho veces al día, para mantener un nivel reducido de la PIO de forma constante.

Carlos Lucio, Biólogo

Carlos Lucio
Biólogo

La Ciencia nos desvelará los misterios de la planta del Cannabis.

El conocimiento nos hará libres.

Más acerca de mí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad *

Información sobre Protección de datos

Responsable: Carlos Lucio Fuentes. Finalidad: Moderar y responder los comentarios. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatario: Soluciones Web On Line S.L. (ProfesionalHosting) cuyos servidores están situados en la Unión Europea (política de privacidad de ProfesionalHosting). Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión. Puedes consultar infiormación adicional en nuestra política de privacidad.